INCAndo el diente: Machu Pichu.

Hola a todos de nuevo. Quiero contaros una historia muy triste sobre uno de los lugares más bellos y fantásticos del mundo. Y sí…paradójicamente es una historia triste. Se trata de la ciudadela de Machu Pichu, construida por los Incas en el siglo XV en la vertiente oriental de los Andes, al sur del Perú. Estuve allí el pasado Julio, y sinceramente debo decir que es lo más espectacular que he visto en toda mi vida. No solo sorprende por su tamaño, su belleza y su simbiosis con la naturaleza; sino también por su construcción. ¿Cómo consiguieron los Incas subir hasta allí arriba, las enormes piedras que recogían en canteras que distaban varios kilómetros de allí? ¿Cómo consiguieron colocar todas esas piedras de tal modo que entre ellas no cabe ni una cuchilla de afeitar? Algunas con más de 5, 6 o 7 ángulos en un mismo lado. Se habló de sustancias naturales que tenían, y con las cuales podían ablandar la piedra, y de distintos poderes místicos… Divagaciones en su mayoría… y a día de hoy, un misterio por resolver.

Pero bueno, a lo que iba. Por ahora he contado algunas cosillas que rodean aquella misteriosa y enigmática maravilla del mundo moderno. Ahora, pasemos a la problemática. Machu Pichu se ha convertido en el principal atractivo turístico del Perú, por encima de la ciudad de Lima, las líneas de Nazca (otro misterio) o el famoso lago Titicaca, al cual le dedicaría otra larga entrada… Son muchos recursos, que con el tiempo se convirtieron en recursos turísticos. Bueno con el tiempo y con el sistema en el que vivimos, y la incesante búsqueda individual de la riqueza. Y más en un país que no destaca por su poderío económico. No les culpo, aquí hicimos y hacemos igual…

El hecho es que cuando uno llega al Perú; enseguida se da cuenta de las ganas que tiene la gente de allí por ganar dinero a montones, para mantener a sus familias o simplemente para forjarse un futuro mejor. Es honorable, y lamentablemente también es algo forzado… Y parecen haber descubierto la clave para ello: el turismo. Hoy en día, todo el mundo se sube al carro del turismo. Y fruto de ello, empieza incluso a existir una movilización masiva hacia regiones dominadas por grandes recursos turísticos de los cuales hablábamos antes. Repito, es normal y comprensible… Acércate al rey Midas, y te convertirás en oro…

Sin embargo, algo terrible está empezando a ocurrir. Como decía, cada vez son más los que se montan al carro del turismo, e incluso los que se montan agencias de viaje sin licencia, sin transportes, sin infraestructuras adecuadas o simplemente, sin bases de datos… Ofrecen tours a Machu Pichu con hospedaje en lugares que no son de la calidad esperada; entradas al famoso Huayna Pichu cuando en realidad el cupo está completo; visitas guiadas con guías sin licencia o simplemente guías fantasma… Allí todo vale, yo te vendo y tu no me conoces, hasta luego. Una vez en Aguas Calientes, un pueblo precioso a los pies de la ciudadela y principal punto de entrada, la sorpresa del turista es evidente.

A mi mismo me ocurrió esto que vengo contando. Bueno a mi, a mi amigo A.Thénot y a más de 600 personas el mismo día. Sin embargo, supimos reaccionar por el bien de la industria turística del Perú, y nos reivindicamos esa misma noche del 20 de Julio. Sin apenas dormir, nos levantamos y nos presentamos en las puertas de la Oficina de Turismo de Aguas Calientes a las 4:30 de la madrugada. Al principio éramos solamente una veintena, pero cada vez que giraba la cabeza, la cola se hacia más larga… hasta que hacia las 7h00, cuando empezaba a salir el sol, la cola se perdía entre los callejones del pequeño pueblo. Todos estabamos muy nerviosos; había gente que no podía dejar pasar esa oportunidad para ver la ciudad ya que se iban al día siguiente a su país… Y logicamente se sucedieron las discusiones con el responsable de la Oficina y el guardia de seguridad. Presenciamos devueltas de dinero en negro, gritos, lloros… Finalmente, hacia las 7h30 mi amigo y yo conseguimos las codiciadas entradas a Machu Pichu, y sin tiempo que perder nos tuvimos que ir en bus, cuando lo bonito es subir andando. Sin embargo, una vez allí todos los males se disipan. Ya estás en Machu Pichu, disfrútalo.

Aún así, lo que se debe evitar es que la industria turística de Perú y más precisamente, algunas agencias de viajes y tour-operadores de Cuzco, sigan con esta farsa. No culpo a todos, la mayoría trabaja honradamente… Pero por el bien del país y de sus riquezas naturales, tienen que luchar por intentar borrar esas caras de bobos que se les quedan a muchos turistas cada día. De este modo, se obtendría el 100% de satisfacción en las experiencias de los turistas.

Una vez dicho esto, he de decir también que aconsejo igualmente a todo el mundo, visitar alguna vez este precioso lugar. Para mí, lo que ocurrió no trastabilló en mucho mi experiencia en esa montaña. Como decía antes, una vez allí todo se olvida y solo queda admirar la grandeza y la belleza de aquél lugar. ¡Glorioso!

Aquí os dejo uno de los videos de lo que pude grabar, justo en el momento en que nos decían que iban a hacer una excepción. Dejarían entrar en la oficina de turismo pero solo de tres en tres. Ese día el número de personas que subió a Machu Pichu aumentó. Sin embargo, nos decían que solo podían acceder 2000 cuando en realidad son 3000…

Anuncios

4 Respuestas a “INCAndo el diente: Machu Pichu.

  1. No tuve la oportunidad de conocer Perú, por o tanto tampoco Machu Pichu, pero el negocio del turismo es igual en todo sudamerica en los grandes centros turisticos, todos buscan sus beneficios sin importar la persona que estan timando… Lamentable, pero ojala un día se acabe!!!

    • Eso es lo que hay que combatir, por el bien de esos paises, de sus imágenes al exterior, de los clientes y turistas, del turismo en sí, y hasta de los propios timadores… Gracias Nico. Un abrazo!

  2. un problema muy grave, aparte de la insatisfacción del turista lo mas importante es la degradación de dichos recursos,se tiene que luchar por un desarrollo sostenible. Que tomen ejemplo de altamira!!( aunq no tan radical) un saludo , muy buen articulo.

    • Si está claro! Preservar dichos recursos es lo más importante. No hay más que ver en el artículo de la vanguardia que está linkeado, donde dicen que en el rodaje de un videoclip, rompieron un trozo de piedra al mover una de las cámaras… Eso es indignante! Un saludo Pepe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s